El Olivar andaluz y su paisaje, candidato a Patrimonio Mundial de la Unesco

  • Arahal cuenta en su término municipal con más de 8.500 hectáreas dedicadas a este cultivo.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico anunciaba, en la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico del pasado viernes, la candidatura para Patrimonio Mundial del Paisaje Cultural del Olivar de Andalucía. Una vez formalizado este paso, será el seno del Consejo, en su próxima reunión prevista para los primeros meses de 2021, quien tenga que dar el visto bueno definitivo y su traslado al Comité de la Unesco.

En este sentido, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, se ha mostrado “muy orgullosa de que dicha candidatura a haya sido acogida favorablemente por el seno del Consejo de Patrimonio Histórico”, que no ha recibido ninguna otra propuesta para la próxima reunión, al mismo tiempo que se mostró “convencida de que lograremos entre todos que sea declarado Patrimonio Mundial”.

Así, Del Pozo ha resaltado “la exclusividad de nuestro paisaje del olivar como uno de los hechos diferenciadores de esta candidatura”, que ya está en la Lista Indicativa de la Unesco y cuyo proyecto definitivo está ultimándose. Por ello, se ha mostrado “confiada” en la apuesta de la candidatura, “que será un motor de turismo y generación de riqueza más para Andalucía y para las provincias de Málaga, Sevilla, Granada y Córdoba de manera especial”.

La candidatura del Paisaje Cultural del Olivar de Andalucía está impulsada por la Diputación de Jaén y cuenta con la colaboración de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, junto con las diputaciones de Córdoba, Granada, Sevilla y Málaga, las Universidades de esas provincias, las organizaciones agrarias y las Fundaciones Savia y Guillén.

El olivar, seña de identidad de Arahal

Tradicionalmente, la localidad arahalense ha explotado su riqueza agrícola, siendo la aceituna de mesa una de las grandes protagonistas. Tal como se recoge en el libro “Un paseo por Arahal” de Manuel J. García, la agricultura local emplea el 34 % de la población ocupada, aunque de manera eventual.Y es que la superficie cultivada sobrepasa el 75% (20.111 hectáreas). Una buena parte de esta (9.058 hectáreas) se dedica al cultivo de herbáceos (trigo, girasol y garbanzo) y otro gran cantidad de superficie destinada al verde (8.545 hectáreas). Todas ellas producen en torno a 30 millones de kilos y una facturación de más de 18 de millones. Además, se generan 8 millones de aceitunas para aceite y 1.378 toneladas del ‘oro líquido’.

Por ello, el olivar es su seña de identidad. Los millones de ejemplares confieren un paisaje típico y característico a la localidad que más aceituna de mesa produce en el mundo.

 

Alejandro Solano Cintado

Periodista, redactor de MedialTV. Presenta los "Servicios informativos" y el programa deportivo "Graderío Sur" en la televisión de este medio.

Deja una respuesta

error: Este contenido está protegido