El alcalde de Arahal afirma que “el abastecimiento de agua en Arahal está asegurado”

  • Miguel Ángel Márquez explica en Medial TV la situación provocada por el benceno detectado en el agua, tranquiliza a la población y admite que se han producido fallos por parte de CIAR, sobre todo, en comunicación. Además, reconoce que la población del Consorcio ha podido ingerir agua contaminada, aunque, según le transmiten los técnicos, a unos índices que no son dañinos para la salud.

La población de Arahal, junto a la de los demás municipios que conforman el Consorcio del Plan Écija, viven días de confusión, nerviosismo e inquietud. La situación surgida por la detención de niveles de benceno superiores a los permitidos ha hecho que, esta mañana, los vecinos de la localidad hayan acudido en masas a comprar agua a los establecimientos de agua.

Por eso, el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Márquez, tras publicar un vídeo en el canal oficial del Ayuntamiento, ha comparecido esta mañana en el informativo de Medial TV para ofrecer más explicaciones sobre esta nueva problemática y tranquilizar, al mismo tiempo a los ciudadanos. “El abastecimiento de agua está asegurado con los dos camiones cisternas homologados por la Junta que traen agua desde una localidad cercana a la Vega del Guadalquivir. Estas pipetas han sido ubicadas por CIAR en dos puntos del municipio desde este domingo”, día en el que se declaraba el agua “no apta” para el consumo humano.

El edil arahalense cuenta cómo se han desencadenado los hechos: “el primer conocimiento que tengo de que que algo pasa en el Consorcio es el jueves por la tarde durante el pleno. Ahí vemos lo de Marchena y Luisiana. Me pongo en contacto con CIAR y recibimos nota de prensa diciendo que existe un problema muy focalizado y que se están tomando las medidas adecuadas. Por tanto, se nos comunica que no hay problemas en el resto de localidades”.

En ese momento, empieza a circular por todos móviles y redes las noticias sobre la no potabilidad del agua en la localidad vecina y la inquietud entre la ciudadanía empieza a crecer, trasladándose a los alcaldes de los municipios del consorcio horas después:

“El viernes por la noche nos enteramos de que Écija da positivo en benceno. Cunde la preocupación entre todos los alcaldes y exigimos una reunión. En ella, celebrada el sábado, sabemos los índices en la localidad gracias a una prueba realizada el viernes. El domingo nos volvemos a reunir para ver si la tendencia de benceno es al alza o a la baja, confirmándose de manera general que los niveles iban descendiendo”.

Sin embargo, este mismo día, la Consejería de Salud y Familias declara no apta el agua del resto de municipios del Consorcio. ¿Por qué? Según relata el alcalde arahalense, la Junta tiene un protocolo que le lleva a declarar no potable el agua si hay un nivel superior al permitido. “Creo que en esta ocasión la Junta ha actuado bien”.

Aún así, reconoce que hasta que ha llegado esta declaración por parte del gobierno autonómico, todos los vecinos de los pueblos del Consorcio han podido estar ingiriendo agua contaminada: “los técnicos aseguran que los índices de benceno que tenía el agua no son dañinos para la salud, hasta el punto que no hemos notado nada al consumir”.

¿Dónde se origina el problema?

Según la información que maneja el regidor del Ayuntamiento de Arahal, el problema ha sido causado por uno de los reactivos de los filtros que impiden, precisamente, que se superen los límites de benceno. “Eso ha fallado y no sabemos por qué. La primera detención es en Marchena pero CIAR desconoce de dónde vienen el problema y tarda unas 48 horas en averiguarlo. Una vez que lo detectan, empiezan a depurar toda la red de agua de los 16 municipios, soltando agua y limpiando las tuberías”.

Fallos en la comunicación

Tras las noticias publicadas en torno a las localidades de Marchena, La Luisiana (que ya tiene agua potable) y Écija y los numerosos comunicados por parte de CIAR en el que no se terminaba de aclarar qué pasaba con el agua de los demás municipios, el edil arahalense reconoce errores en la comunicación. Por eso, tuvo que comparecer este domingo ante la confusión que se estaba creando en la población: “Me vi en la obligación de informar a la población porque CIAR lo hace de una manera confusa y contradictoria. He echado en falta una información integral explicando lo que pasaba por parte de la presidenta del Consorcio. Esto no ha ocurrido y ha creado confusión. Se podía haber evitado si desde el principio se dan los datos cuando van llegando los resultados”.

Se pedirán responsabilidades

Márquez confirma que se ha pedido un informe de la cronología de los hechos para conocer lo ocurrido y darle una aclaración a la población: “Ahora hay que resolver el problema y, después, evidentemente, pediremos las explicaciones oportunas. Habrá que depurar responsabilidades”.

¿Hasta cuándo durará el problema?

De momento, esta situación se extenderá, como mínimo, hasta después del puente. Para que la Consejería vuelva a considerar el agua como potable, se necesitan tres pruebas con resultado negativos. Entre dichas pruebas, tiene que haber 24 horas de diferencia. “Ya tenemos una primera prueba negativa. Ayer se hizo otra y hoy la última. Si los resultados de estas dos son negativos, la Junta volverá a declarar el agua apta para el consumo”.

 

 

 

Alejandro Solano Cintado

Periodista, redactor de MedialTV. Presenta los "Servicios informativos" y el programa deportivo "Graderío Sur" en la televisión de este medio.

Deja una respuesta

error: Este contenido está protegido