Los cazadores de Arahal hacen balance a las puertas de la Veda General

  • El confinamiento ha supuesto un problema para los socios ya que en los primeros meses del año se dedican a conservar cultivos en colaboración con agricultores
  • Los efectos de la mixomatosis en la población de liebres se ha reducido drásticamente en comparación con años anteriores
  • Cupos y días de caza reducidos es la tónica general en este año.
Dos galgueros hace unos años en Arahal. Imagen: programa ‘De Campo’ de MedialTV

La Sociedad Deportiva de Caza Arahalense analiza el año en curso de cara al comienzo de la Veda General prevista para el domingo 11 de octubre de 2020. Esta entidad aglutina más de 9.600 hectáreas que comprenden pagos de todos los puntos cardinales de nuestra localidad.

Roque González, vicepresidente de esta institución de cazadores y recuerda los días del confinamiento en el que solo los guardas podían salir a realizar sus labores de vigilancia, mientras que el resto de compañeros no podían atender a otros quehaceres como vallar cultivos, ya que en los primeros meses del año es cuando más daño a la cosecha pueden provocar los roedores. Ha sido un año difícil para la organización y gestión de una sociedad en una localidad con fuerte tradición cazadora.

Con una media veda ya finalizada desde hace unas semanas, la caza de conejos se encuentran a la mitad  de temporada. La mixomatosis sigue acechando otro año más a esta especie. Ante las escasas lluvias, los efectos de esta enfermedad se acrecientan y provoca “muchos conejos enfermos”, declara Roque González. Por ello, el cupo se ha restringido por primera vez a la mitad (de seis a tres piezas por cazador/día). “Hasta que no veamos que la enfermedad no vaya remitiendo un poco, no queremos ampliar los cupos.”, comenta el vicepresidente ante esta situación. Aunque también, expone el problema con ciertas zonas donde no está permitido la caza, conocidas como Zonas de Seguridad, donde intentan retirarlos mediante autorizaciones de Medio Ambiente con la caza de hurón en redes.

Liebres y galgueros

En cuanto a la caza de liebres, a las puertas de la Veda General, los galgueros saldrán el domingo 11 de octubre. “En principio van a salir el domingo, van a ver cómo está el campo y la cantidad de liebres que se ve”. Se van a cazar muy pocos días, viéndose reducido alrededor de dos tercios de los días hábiles quedando solo los domingos para esta actividad. “En el momento que se vean algunos ejemplares enfermos o se vea algún repunte, se cortará la caza y se dará un tiempo.”

El cupo se reduce y se queda a una carrera por día. Apunta a que las expectativas para esta temporada “no son malas”, pese a que las liebres son más tardías en la recuperación de la mixomatosis, que desde hace unos años, le afecta también de lleno a estas debido a una mutación de la cepa primigenia. González recuerda los dos años anteriores donde estuvieron días recogiendo ejemplares muertos por los campos. Sin embargo, este año, se toma con mayor positividad porque hasta la fecha no se ha notificado este problema, sino al revés, se están viendo muchas sanas en comparación con los años anteriores. “Ha habido muchas bajas”, comenta cuando recuenta los 50 galgueros de la sociedad. Esta disminución en el número, es motivada principalmente por el virus que afecta a estos lepóridos.

Imagen: programa ‘De Campo’ de MedialTV

Escopetas

El grupo más nutrido de esta institución lo conforma casi el centenar y medio de socios de escopeta que esperan al mes de noviembre para andar por campos de Arahal. Aunque la perdiz a peón se puede cazar desde el 11 de octubre, también, por motivos de seguridad en la recolección de la aceituna, otro año más, se comenzará el día que se permita el zorzal (15 de noviembre). Esta medida va en detrimento de los socios al poder cazar menos días, pero en beneficio de la campaña del Verdeo incrementando la seguridad. Serán solo los domingos, a partir de noviembre, donde no se espera afluencia de cuadrillas cuando podrán cazar a dos perdices por cazador/día.

Cuidado del entorno y la fauna

Esta sociedad, además de velar por una caza responsable y sostenible, acomete otra labor importante durante el año, como es el control y el cuidado de las especies que pueblan los campos de nuestro entorno. Más de 300 bebederos para animales tienen repartidos por todos los pagos de la localidad con especial atención en aquellos lugares donde hay más escasez de agua. Además, se complementan estas acciones con el cuidado de  aquellos cultivos que muchos agricultores dedican dinero y esfuerzo. La simbiosis entre cazadores y propietarios de tierras es una de las ideas principales de las sucesivas directivas rectoras de la asociación de caza. Ejemplos de esta buena relación es la ayuda de las guarderías del coto ante robos y actos vandálicos o las distintas plantaciones que agricultores de Arahal destinan a alfalfas y otras leguminosas para la alimentación de liebres y conejos.

Eugenio Jiménez L.

Redactor de MedialTV. Presenta los programas "De Tarde en Tarde", "Nuestra Gente" y "Horizonte Cultural" en la televisión de este medio.

Deja una respuesta

error: Este contenido está protegido